Hemos hablado ya de cómo de aplicar correctamente las bonificaciones tanto en los seguros sociales como en los asientos contables.

No obstante se merece una mención especial la importancia de hacerlo en el momento “que toca”.

Cuando se finaliza un curso en el aplicativo de la Fundación Tripartita se asigna un importe y un mes a partir del cual se puede deducir ese importe en los seguros sociales.

Digo a partir de cual porque se puede aplicar desde ese mes hasta el mes de diciembre sea todo de una vez incluso fraccionado si por ejemplo los seguros sociales de ese mes son inferiores al importe a deducir.

Lo que no se debe hacer NUNCA es bonificarse con anticipación; si en el informe o carta de bonificaciones de la Entidad Externa o  Centro de Formación que nos tramita el curso indica por ejemplo JUNIO será en junio, julio, agosto…hasta diciembre. Si lo aplicamos en MAYO o antes se le conoce como BONIFICACIÓN INDEBIDA.

Aquí no cuenta tener o no tener crédito y hacer el cuento de la vieja, es BONIFICACIÓN INDEBIDA.

Tratamos muchos datos y  documentos y en un momento dado nos podría confundir el mes de emisión de la factura con el mes a partir del cual poder aplicar a bonificación o teclear un número de más o de menos. Por ese  motivo, es importante fijarse bien y repasar las cantidades y meses.

Si nos equivocáramos y se detecta dentro del año en curso no hay problema pues la Fundación Tripartita ofrece la solución de devolver el importe íntegro mal aplicado y volver a bonificárselo a partir del mes que hubiera correspondido.