Formación Bonificada

¿Qué es?

¿Qué es la Formación Bonificada?

Todas las empresas que cotizan por el concepto de formación profesional a la seguridad Social disponen de un CRÉDITO para realizar acciones formativas para sus trabajadores que pueden financiarse a través de las bonificaciones en los seguros sociales.

Las acciones formativas deben guardar relación con la actividad de la empresa o tratar materias transversales tales como la ofimática o idiomas. También deben  cumplir con una serie de requisitos de diseño, contenido, organización y trámites burocráticos que FUNDAE exige y que las Entidades Externas debemos controlar.

 

¿Qué es una Entidad Externa?

Centros de formación y/o gestorías autorizadas para gestionar el crédito de las empresas a través del sistema telemático de FUNDAE previo contrato de encomienda de la organización de la formación entre las dos empresas.

Las empresas pueden organizar su formación contratando los servicios de varios Centros de Formación que como Entidades Externas también gestionen su crédito y tramiten las bonificaciones correspondientes a sus cursos, o pueden dejar en manos de una sola Entidad Externa la gestión de todo su crédito, lo que NO  significa que ésta asuma el 100% de la formación.

 

Trabajadores que pueden beneficiarse:

  • Trabajadores asalariados que coticen por formación profesional.
  • Fijos discontinuos en periodos de no ocupación.
  • Trabajadores que accedan a situación de desempleo cuando estén formándose.
  • Trabajadores acogidos a regulación de empleo.
  • Trabajadores que aún estando de baja (maternidad, enfermedad común, etc…) puedan asistir a la formación.